Paola Jelonche es la presidenta de la Fundación Visibilia y representante argentina de la Red de Lenguaje Claro. Abogada, profesora de Derecho y acompañante terapéutica, con experiencia en accesibilidad cognitiva.

«Todo empezó cuando supimos que nuestro hijo autista, también tenía dislexia, discalculia y disgrafia».

Entrevista on-line realizada en octubre de 2019, tras conocernos en Buenos Aires.

¿Cómo y por qué nace Visibilia?

Más que por el autismo de nuestro hijo, su inclusión escolar era más desafiante para sus maestras de apoyo por estos otros trastornos del aprendizaje. Un día, haciendo la tarea me dijo: “si leer fuera más fácil yo leería más”. Fue revelador.

Somos una familia activista por los derechos de las personas con discapacidad: empezamos a gestar la idea de crear algo; mientras estuve como maestra de apoyo en una villa de Buenos Aires, un barrio de gente en situación de vulnerabilidad social y económica. Los chicos venían con los mismos problemas de atención y aprendizaje, pero debidos al hambre y la violencia. Descubrí que no importa el diagnóstico. Importa la coyuntura. La comprensión lectora es un problema que excede la discapacidad intelectual.

Estamos acostumbrados a etiquetar los problemas: esto es discapacidad, aquello es pobreza, esto es vulnerabilidad… pero la verdad es que todo está interrelacionado, porque la sociedad es interrelación. Y el camino a una sociedad inclusiva no está en desgranar cada problema para atenderlo por separado, sino en desgranarlos para entender los puntos en común y construir soluciones más eficaces con sinergia. Una herramienta y sin duda de enorme innovación social, es la lectura fácil.Realmente es hora de “ver más allá”: una visibilia.

¿Cómo os acercasteis al concepto de la Lectura Fácil?

En Argentina existe aún la modalidad de escuela especial, donde quedan segregados los niños con discapacidad y en particular con discapacidad intelectual, pero desde hace unos años, muchísimos familiares y cada vez más docentes comprenden los fundamentos de la Declaración de Salamanca para la cual los sistemas educativos inclusivos son aquellos en los que las escuelas utilizan «una pedagogía centrada en el niño, capaz de educar con éxito a todos los niños y niñas».  Para hacer real la educación inclusiva empezamos a explorar herramientas posibles para el Diseño Universal de Aprendizaje. En este camino de educación+autismo+dislexia conocimos la “easy to read” en Inglaterra. Ese fue el paso previo encontrarnos inmediatamente con el movimiento del lenguaje sencillo y la Lectura Fácil.

publis-visibilia-web

¿Qué referencias teníais?

En un principio ninguna, después las pautas de la IFLA e Inclusion Europe, y la red de Lectura Fácil en España. Iniciamos el proyecto Visibilia tres profesionales: una lingüista, un diseñador gráfico y una abogada. Profesores de alma y formación, y defensores de derechos humanos y de las personas con autismo. Encontramos varias webs, pero fue clave dar con la vuestra de LF Euskadi. Toda la información y las actividades nos ayudaron a focalizar nuestras acciones y a entender que nuestra Fundación debía fortalecer sobre todo el área de trabajo de Lectura Fácil.

Fue el impulso que necesitábamos. Estábamos solos en esta cruzada de la “accesibilidad cognitiva” brindando trabajo remunerado a validadores con discapacidad intelectual, no habíamos todavía conocido a nadie en Argentina que trabajara estos temas, por lo que el trabajo a la distancia de LF Euskadi fue y sigue siendo un faro importante, que finalmente nos llevó a conocer a otros poquitos pioneros locales.

¿La LF goza de buena salud en Argentina?, ¿en qué momento estáis y cómo ves el futuro?

Estamos en los inicios. Principalmente, ha prendido el movimiento de lenguaje sencillo a partir de los textos administrativos y legales (Lenguaje Claro). Existe una red de Lenguaje Claro de la administración pública, aún dando sus primeros pasos.

Somos muy pocos quienes adaptamos a LF. Está todo por construir, pero con mucho entusiasmo. Es difícil en Argentina, un país donde cierran las editoriales, y la situación económica y política es tan inestable.

validadores-visibilia-web
Algunos de las personas que validan la información en LF en Visibilia, durante la visita de Blanca Mata a Buenos Aires en septiembre de 2019

¿Qué puede aportar Visibilia al desarrollo de la LF en vuestro país?

Visibilia defiende el derecho a la remuneración de los validadores, y la posibilidad de fortalecer a la LF como herramienta de innovación social, para generar inclusión y trabajo digno y sustentable. La LF es una herramienta clave para el modelo social de la discapacidad, y por ello se va difundiendo a la par.

¿Cuál es vuestra relación actual con entidades o personas que trabajan la LF en España?

Estamos en contacto con Lectura Fácil Madrid y Lectura Fácil Euskadi. Nos hemos conocido, compartimos logros y compartimos todos los espacios que la distancia nos permite.

Sabemos que la LF es local, pero las buenas prácticas deben compartirse para consolidar el trabajo común. Entre todos vamos a conseguir un mundo más claro para que más personas puedan dar a sus comunidades lo mejor de sí. En ese sueño, no hay fronteras.

En nuestra página web están nuestros textos y libros en LF para descarga gratuita. Para nosotros es importante poder compartir los libros de forma gratuita con las bibliotecas, escuelas, y personas con ganas de leer. Los que pueden, hacen una donación propuesta, equivalente al costo de reimprimir el libro por el que donan. Queremos generar una biblioteca gratuita en LF lo más amplia posible.

FacebookTwitterLinkedInPinterestEmailEvernote