Cumplimos dos años. Y nos hemos consolidado como la entidad de referencia de la Lectura Fácil en Euskadi. Dentro, e incluso también un poco fuera: nos han reclamado en ocasiones desde Madrid, La Rioja, Zaragoza o Cataluña. Pero ahora sí que no se puede parar.

Continuamos con la mirada puesta en seguir impulsando iniciativas y creando sinergias de colaboración. Son esas sinergias las que mayores frutos ha dado a esta iniciativa hasta el momento.

Si en septiembre de 2012 el concepto LF era prácticamente desconocido en nuestra comunidad y estaba todo por hacer, hoy algo de esto “ya suena”. Por aquel entonces, ya lo teníamos claro: aquello era un proyecto y tenía que avanzar (al ritmo que fuera) hasta convertirse en una realidad palpable. El camino para lograrlo pasaba por tres pilares: la difusión, la implicación y las iniciativas.

aniversario-objetivos

Difusión: A parte de haber despertado el interés de los medios de comunicación, con numerosas apariciones en prensa, radio y televisión, cada una de las personas a las que nos hemos dirigido, informado o formado, han hecho de altavoz hacia muchas otras. Las redes sociales nos han permitido conectar con gente e iniciativas que desconocíamos y que han posibilitado también ese contagio multiplicador. Todavía hay lugares y ámbitos a los que no hemos llegado, pero confiamos en el efecto “balsa de aceite”: poquito a poco, lento pero seguro e impregnando al personal de la idea de la democracia lectora.

Implicación: Son ya más de 20. Un número importante y creciente. Pero sobre todo nos encanta la diversidad de entidades que ya forman parte de la red de impulso a la LF en nuestro territorio. Los convenios de colaboración son una buena muestra del interés y el compromiso que adquieren cuando conocen el proyecto. Aquellas relacionadas con la cultura, el tercer sector y la discapacidad son las más numerosas, pero algunas del ámbito privado y de sectores no tan “esperados” en esto de la LF han sido una grata sorpresa y un “puntazo”. Las juntas-generales-bizkaia-instan-diputación-promover-lf (Ayuntamientos, Diputaciones, Gobierno Vasco…) tienen todavía que involucrarse más en ese compromiso. Y las que ya lo han hecho, materializarlo.

Iniciativas: Surgen aquí y allá. No nos quejamos. De cada entidad o persona implicada sale siempre alguna iniciativa que poner en marcha. Nos consta que desde Euskadi se han presentado varios trabajos al Concurso de Novela Corta en LF y al Premio de Buenas Prácticas 2014. Los clubs de lectura fácil no han hecho más que crecer y diversificarse (actualmente activos 22 ); organizaciones que practican y desarrollan la LF en proyectos internos; las demandas de formación se extienden (ámbito educativo, tercer sector, bibliotecas…); la publicación de nuevos títulos literarios (la LF en irakurketa-erraza-ezinbesteko, ya está en librerías y estanterías de bibliotecas vascas) y el encargo de elaborar otro tipo de materiales en LF (para empresas privadas, museos, asociaciones, instituciones,…). Con orgullo, también podemos decir que hemos impulsado y materializado el distintivo “Por la información accesible”.

La LF en Euskadi ha cogido ritmo. Este año será sin duda el del despegue en Gipuzkoa. Bibliotecas, entidades y organizaciones de este territorio empiezan a interesarse en dar difusión y desarrollar la LF como una herramienta para la inclusión, la participación ciudadana, y la integración social a través de la lectura.

Gracias a todas. Nos seguimos viendo (…y leyendo!)

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote