La Lectura Fácil crea comunidad: hoy hablamos del caso Apdema y el Centro Cultural Montehermoso. “El futuro de las bibliotecas y centros culturales no está en sus colecciones o edificios, sino en las relaciones que se construyan con quienes son destinatarios de sus servicios”.

Quien dijo esto tenía mucha razón. Una de las dificultades en el desarrollo de la Lectura Fácil es el llegar al público destinatario. Puesto que no son personas lectoras habituales, no son por tanto usuarias de bibliotecas, centros culturales o librerías. Por eso, siempre aludimos a la imperiosa necesidad de recurrir a la figura del intermediario: asociaciones o entidades que trabajan con colectivos de personas con dificultades lectoras.

La LF permite que estos espacios públicos culturales se abran a nuevos usuarios que hasta el momento no los frecuentaban. Y para conseguirlo, es fundamental la creación de sinergias, contactos y lazos de unión entre estos espacios (bibliotecas, centros culturales, museos…) y asociaciones.

 

Como muestra, un caso en Alava, por parte de quienes así lo entendieron. Y así lo han puesto en práctica. El pasado 23 de abril, se celebraba el Día del Libro. La Lectura Fácil se presentaba por primera vez en Vitoria-Gasteiz, en una jornada organizada por el Centro Cultural Montehermoso.

Fue notable la presencia de asociaciones y entidades alavesas con las que Lectura Fácil Euskadi-Irakurketa Erraza había entrado en contacto y en algunos casos, firmado convenios de colaboración (Down Araba, Bizitza Berria, Apdema, Saregune,…) En la jornada se hizo un llamamiento a aprovechar la oportunidad que abría la Lectura Fácil para entablar, a partir de aquel momento, una relación entre los dos ámbitos: el del centro cultural y el del movimiento asociativo de la ciudad.

Apdema (Asociación a favor de personas con discapacidad intelectual de Alava) ha sido la primera en recoger el guante. A partir del próximo enero, el espacio del Montehermoso se cederá para la formación en LF de profesionales y voluntarios de Apdema. Y además, será el lugar donde comience a celebrarse el primer club de lectura fácil de Alava, con un grupo de personas usuarias de esta asociación.

Y ahora, si volvemos a leer la frase inicial de este post, seguramente le encontraremos aún más sentido y justificación. 

montehermoso-y-apdema

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote