El centro cultural Ernest Lluch de Donostia acogía el 24 de noviembre a más de un centenar de personas interesadas en el campo de la dislexia. En su mayoría padres y madres y profesionales que trabajan en este tema y que se sumaron a la convocatoria organizada desde Dislebi bajo el título “Jornada clínica sobre la dislexia. Otra visión“.

Fruto del convenio de colaboración firmado el pasado mes de octubre entre Dislebi y Lectura Fácil Euskadi, se nos ofreció la oportunidad de participar en la jornada con una ponencia para explicar el proyecto de la LF y su implicación en el ámbito de las personas con dislexia.

ponencia-dislexia

Entre otras muchas cosas, me quedo con las palabras de Francisco Martínez, Doctor en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid e Investigador en el Departamento de Morfología es autor del libro “El reto de la dislexia”:

jornada-clinica-dislexia

“La dislexia ni es un trastorno ni una enfermedad ni una patología; es una desventaja culturalmente impuesta. Por tanto, no habría que hablar de diagnósticos ni tratamientos, sino de detección y actuación”.

Tras las presentaciones de los doctores, Francisco Martínez y Ricardo Martínez (oftalmólogo del Hospital de Cruces) y de un estudio que se está haciendo en el Hospital de Galdakao para la detección precoz de la dislexia, Lectura Fácil Euskadi hizo hincapié en ese “Querer leer no siempre es poder” y en el cómo los materiales en LF pueden ser para muchas personas disléxicas una manera de acceder y disfrutar de la lectura y los libros.

En ese sentido, fueron varias las cuestiones que en el coloquio posterior, muchas madres y padres hicieron frente a la necesidad de materiales que no alejen, sino acerquen a estos colectivos a la lectura. Sin dejar de lado, incluso la referencia hacia los propios libros de textos o los enunciados de muchos exámenes que suelen ser en ocasiones obstáculos insalvables para muchos alumnos por no tener una redacción sencilla, clara y adaptada a sus necesidades.

Lectura Fácil Euskadi llevó a la jornada una serie de materiales en LF a modo de muestrario, dándose la paradoja de que los asistentes  mostraron su deseo de comprar algunos.

Como se explicó durante la presentación ese es uno de los retos que tenemos en Euskadi, difundir y promocionar lo suficiente la Lectura Fácil para que se genere una demanda de estos materiales y podamos verlos en editoriales, librerías, bibliotecas de aquí, así como un sistema educativo implicado también en ello. Por eso, confiamos en que muchas de las personas que acudieron a la jornada de Dislebi nos sirvan de altavoz para ello.

Os recordamos, que la Asociación Lectura Fácil en Cataluña, posibilita la compra on-line de libros.

Si queréis ver más imágenes de la jornada, las podéis encontrar en nuestro página de Facebook.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote