Compartimos este post relacionado con uno de los próximos eventos dedicados a la LF “(Letras para todos)” que explica muy bien algunas dudas que pueden surgir en torno a este concepto.

¿Es la lectura fácil una fórmula para exigir menos a la gente? ¿Para hacerla más vaga leyendo? ¿Para bajar el nivel general de lectura? Quien piense esto no solo se equivoca, sino que desconoce profundamente el significado de la lectura fácil.

La lectura fácil es una solución inclusiva que permite a muchas personas comprender los textos que, de otra forma, estarían fuera de su alcance. Hay un grupo importante de personas, como aquéllas que no han terminado los estudios básicos, las que están aprendiendo el idioma del país de acogida o las que tienen algún tipo de discapacidad, que encuentran en los textos una barrera. Una adaptación de los mismos a sus circunstancias les facilita el ejercicio de los derechos y la participación social.

Estos textos de lectura fácil no pretenden ser un acomodo simple. Simplicidad es un adjetivo contrario a la lectura fácil. Se trata de elaborar textos adecuados a esas dificultades, pero de calidad, sin menospreciar ni al texto original ni a la persona que lo va a leer. Además, la incorporación de vocabulario a través de los glosarios, las explicaciones contextuales o el acompañamiento gráfico supone una manera de incentivar y fortalecer el crecimiento lector. No se trata de manejar un vocabulario limitado y encerrarse en él, sino utilizarlo de plataforma para que la persona adquiera más palabras para su lenguaje habitual conociendo su significado y su correcta aplicación.

Por último, la lectura fácil también supone un compromiso con una forma de comunicar en la que se renuncia a textos que pretenden mostrar un lucimiento personal, una pedante vanidad o una posible cultura elevada en un lugar que no procede. Un texto es una forma de comunicación. La comunicación tiene dos sujetos: emisor y receptor. Si el que emite el mensaje no es entendido por el que lo recibe, ¿de qué sirve? Se perderá.

En los próximos meses tendrán lugar dos eventos dedicados a la LF, donde entre otras cosas, se intentará incidir en estas ideas.

interrogante-con-libros

II Encuentro de Lectura Fácil (Madrid, 23 y 24 Octubre) “Leer, compartir, crecer

 I Encuentro Nacional de Buenas Prácticas en Lectura Fácil (Madrid, 3 y 4 de noviembre): “Letras para todos

¡Te esperamos!

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote