Es un grupo veterano en la lectura. Llevan un par de años realizando un club de lectura fácil en el taller de Lantegi Batuak en Sondika. Pero esta era su primera experiencia trasladando las sesiones de lectura a una biblioteca pública. En este caso, la Biblioteca Foral de Bizkaia. Esta biblioteca desde hace varios años acoge cada temporada clubs LF de la mano de Lectura Fácil Euskadi donde participan colectivos muy diversos de diferentes asociaciones o entidades vizcaínas.

Esta vez nos animamos con la novela histórica. Está muy de moda. Claro que nos gustaría leer a los best sellers de Toti Martínez de Lezea, Almudena Grandes, Arturo Pérez Reverte o Julia Navarro. Pero no podemos acceder a ese tipo de libros. Necesitamos literatura adaptada en formato Lectura Fácil para poder leer con facilidad, comprender lo que leemos y disfrutar del placer de leer y compartir historias. Así lo hicieron ver muchísimas personas lectoras en la campaña #QuiereLeerTuLibro Con lectura fácil, puedo!

Así que nos lanzamos con ilusión a leer «Los días de la Edad Media. La fundación de Bilbao» de Laida Martínez Navarro, novela original que la autora bilbaína escribió en euskera (Erdi Aroko Egunak) para Gaumin y que ahora ha publicado La Mar de Fácil en castellano. Sesión a sesión hemos ido viviendo una trama llena de aventura, amor, amistad, luchas de poder, traiciones y sobre todo mucha Historia: la de Bilbao, nuestra ciudad, cómo surgió, cómo se fue desarrollando, cómo llegó a ser Villa…

aitor-estatua-web

El escenario y a los personajes incluso los teníamos cerca, el Casco Viejo, la Ría, la estatua de Don Diego López de Haro…de hecho, en la última sesión al acabar el libro. le hicimos los honores con una visita a la plaza Circular al Fundador de la Villa. Y justo antes de eso…

¡Oh, casualidades de la vida y la lectura! Desde hacía unos días, el hall de la Biblioteca Foral acogía una exposición sobre el Derecho Foral Vasco. En ella, había paneles explicativos que hablaban de la historia de las Villas vizcaínas y de algunos de los temas de los que habíamos hablado durante aquellas semanas en el club LF. ¡Qué mejor actividad como complemento a la lectura de nuestro libro recién terminado!

Pero…fue misión imposible. Nos hubiera gustado disfrutar de la exposición y de su contenido. Pero nos chocamos con una barrera: la falta de accesibilidad; en este caso cognitiva. La información era difícil de leer, letra demasiado pequeña, párrafos interminables, lenguaje complejo, sintaxis rebuscada, imágenes poco comprensibles, diseño poco claro…

Sigue faltando mucha sensibilización y mucho por hacer en la democratización de la cultura, en la accesibilidad de los espacios culturales, los museos, las exposiciones… En este caso, la Diputación Foral de Bizkaia, que cuenta ya con diversas experiencias en Lectura Fácil (incluida la de las exposiciones del Museo de las Encartaciones) aquí ha fallado y no ha tenido en cuenta que una exposición de estas características sólo es accesible y disfrutable para unos pocos. Que la gran mayoría, se queda fuera. Y pasa de largo.

FacebookTwitterLinkedInPinterestEmailEvernote