Desde que la Lectura Fácil (LF) comenzara a implantarse en la Comunidad Autónoma Vasca en 2013, cada vez más personas con dificultades lectoras y/o de comprensión, como otros colectivos, han encontrado la posibilidad de acercarse y disfrutar con la lectura. Esto se refleja en el creciente número de personas lectoras, iniciativas relacionadas con la LF y organizaciones comprometidas con su impulso y desarrollo.

Además del público lector a nivel individual, en el ámbito de la promoción de la lectura, Euskadi cuenta ya con más de 140 clubs de lectura fácil en activo por todo el territorio, tanto en castellano como en euskera. Los públicos que participan en estos clubes pertenecen a colectivos tan diversos como: personas mayores, personas con diversidad funcional, personas que aprenden una nueva lengua, analfabetas funcionales, personas con enfermedad mental, trastornos del aprendizaje, etc.

El número de participantes y consumidores de esta lectura ha crecido notablemente pero no así la oferta de materiales en formato LF. En el caso de libros y materiales en euskera la situación es especialmente alarmante. En el II Encuentro de Clubs LF de Euskadi, celebrado en mayo en Donostia, “quisimos centrarnos en la realidad de los grupos en euskera, dado su importante crecimiento, sobre todo en Gipuzkoa. Fue ahí cuando sonó la voz de alarma entre quienes ya han puesto en marcha estos grupos, tanto en bibliotecas como en entidades o centros educativos: la falta de títulos editados en LF en este idioma. El riesgo de que muchos clubs que quisieran continuar su camino se vea truncado por la falta de libros es grande“. En este momento, en el mercado sólo existen 8 títulos para adultos editados por Gaumin Argitaletxea y 2 infantiles por Ediciones Beta.

Ante esta situación, Lectura Fácil Euskadi-Irakurketa Erraza inicia una campaña de sensibilización y difusión, bajo el lema #IrakurketaErrazaArriskuan para llamar la atención sobre la necesidad de aumentar el número de materiales LF en euskera. Esto implica un llamamiento en 2 direcciones. Primero, al sector editorial y al de los autores y autoras en su apuesta por creación y edición en euskera. Segundo, a las Administraciones públicas del País Vasco a implicarse en el impulso y promoción de esta herramienta, como ya se viene haciendo en otros territorios de mayor implantación de la LF como en Cataluña.

LF Euskadi solicitará el apoyo a más de 50 entidades del ámbito de lo social, cultural y educativo que forman parte de la red de impulso a la LF en Euskadi, ya que muchas de sus personas usuarias son las que están sufriendo los perjuicios de esta situación

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote