“No hay que menospreciar al lector de lectura fácil. Éste tiene también derecho a emocionarse y entrar en la historia”. Así justificaba la escritora Nùria Martí, en su reciente visita a Bilbao, la literatura en formato LF. “La sencillez sin tener que renunciar a la pasión”.

Ahí está el secreto y en él radica también la dificultad. Si bien algunas adaptaciones a LF de clásicos u otras novelas, pueden pecar de menos emoción o de parecer un mero resumen, las historias escritas directamente en lectura fácil, “tienen que inquietar, hacer sentir”.

Como cualquier otra creación literaria “deben presentar un conflicto para vivirlo”. Nùria reconoce que escribe por necesidad y que comenzó a hacerlo en un momento de sufrimiento. “Es el sufrimiento el que mueve a escribir”. El de escritora es su segundo oficio, además es docente y asegura que “enseñar y escribir se complementan”. Hacerlo en LF debe tener algo que ver porque todas las autoras que actualmente escriben sus obras en este formato son profesoras.

Reconoce frenarse, contenerse y ser menos “salvaje” a la hora de escribir en lectura fácil. “Tengo que pensar en el lector”. Adaptarse a las directrices internacionales de la IFLA que determinan las características de un texto en LF requiere un esfuerzo mayor para conseguir esa pasión que todo lector merece para disfrutar de una historia.

Sus lectores, con los que comparte muchas veces clubs de lectura o encuentros con diversos grupos, son sus fans y al tiempo críticos. Tras escribir “Bajo el mismo cielo” y “Trampa de fuego” que relatan episodios históricos poco conocidos pero muy interesantes relacionados con la emigración y la guerra y la lucha por los derechos sociales, asegura le dijeron: “Queremos libros de amor”. Y por eso escribió hace un año “Set dies al llac”, que contiene la historia de un triángulo amoroso enmarcado en el lago Banyolas y espera ver traducido pronto al castellano.

Set-dies-llac-Nùria-Martí

Una vez más, ha sido La Mar de Fácil, la encargada de editar este nuevo título, como previsiblemente lo hará también con el próximo, en el que ya trabaja, y que en parte le ha traído de viaje a Bilbao, ya que será una novela en LF ambientada en la capital vizcaína y tendrá como leit motiv la creación literaria y la propiedad intelectual, con el Guggenheim de por medio…

“Es interesante que las editoriales se animen a publicar en este formato”, afirma convencida de que la lectura fácil, a parte de satisfacer las necesidades de un público lector que por sus dificultades no puede acceder al formato ordinario, también cumple otra función: la de hacer de puente entre ambos. “En muchos casos, un libro en LF lleva a otro, y éste a otro”.

Sus palabras en la charla de aquella tarde en la Librería de Deusto quedan para el recuerdo y para próximas visitas, en persona o en forma de palabras en un libro. Porque como nos recordó a todos: “Escribir es leerse el alma”.

nuria-marti-firma-libros

En este enlace a su blog podéis ver un resumen en imágenes y audio de su visita.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote