Argiñe Albizu llegó a la Biblioteca municipal de San Francisco en Bilbao hace cuatro años. Anteriormente, trabajó otros seis en la central de la Red de Bibliotecas Municipales de la capital vizcaína. Desde entonces en la responsable de este centro, “lo que denominamos biblioteca de barrio”. ¿Quieres conocer qué es una biblioteca de barrio? te lo contamos.

argien-biblioteca-barrioLa denominación responde a que el número de habitantes al que atiende es menor que el de las bibliotecas sucursales (Deustu y Begoña) y su horario es partido (de 10:00 a 13:00 y de 17:00 a 20:00); en las grandes, el horario es ininterrumpido.

Para Argiñe, otra de las diferencias es el trato. “Suele ser más cercano, llegas a conocer a un porcentaje alto de los usuarios”. Y también las características del servicio. “Por ejemplo, hacemos renovaciones de préstamos por teléfono, que en las grandes no se hace, prestamos revistas…”

Desde su llegada se ha intentado ir cumpliendo los objetivos y el balance no es malo, aunque hay que seguir haciendo esfuerzos. “Los objetivos los plantea la dirección de bibliotecas aunque las personas que trabajamos en las bibliotecas de barrio tenemos bastante libertad para elegir el fondo (libros, discos, pelis…) que se compra también para elegir las actividades de animación. Para mí el objetivo principal es llegar al mayor número posible de personas, que se presten más materiales, que venga más gente a las actividades. Por eso creo que debemos esforzarnos aún más en dar a conocer la biblioteca”.

Inmigrantes y lectura

En Bilbao La Vieja, la tipología del barrio, la diversidad del público y sus necesidades específicas hace que la biblioteca tenga que acoplarse a ello. ¿Cómo se hace? “El público es muy diverso, gente del barrio de toda la vida, inmigrantes que llegan, niños, mayores… Las personas inmigrantes demandan sobre todo el uso de ordenadores. Tenemos un fondo muy diverso: libros, películas, discos, periódicos, revistas, fondo para adultos y para el público infantil y juvenil.

Debido a las características del barrio disponemos de libros en árabe, chino, ruso, portugués. También a diario tenemos la posibilidad de imprimir periódicos de cualquier parte del mundo a través de un programa del Gobierno Vasco, “Munduko Egunkariak”. Las actividades de animación están dirigidas mayoritariamente al público infantil. Para este próximo curso queremos potenciar las actividades dirigidas al público adulto: clubes de lectura o talleres de escritura creativa.

A la pregunta, ¿cuál es la relación del centro con la vida y sociedad del barrio?, Argiñe responde convencida: “La biblioteca es un recurso más en la vida del barrio como las tiendas, la farmacia, la escuela, etc. Hay personas que la utilizan habitualmente y otras que no van nunca. La biblioteca debe atender las necesidades del barrio y ser un reflejo de las actividades socio-culturales que se desarrollan en él.

La experiencia con la Lectura Fácil

La Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Bilbao decidió impulsar la Lectura Fácil después del verano de 2013. Se puso en contacto con la dirección de las bibliotecas y desde un primer momento se pensó en desarrollar el proyecto en la Biblioteca de San Francisco por la idiosincrasia del barrio

El impulso respondió a que “viendo que la LF estaba ya muy desarrollado en algunos países y siendo es una herramienta útil para personas con dificultades lectoras, era una actividad totalmente desconocida en Euskal Herria. Creo que la biblioteca es el escenario perfecto para que se desarrollen actividades en torno a la lectura fácil”.

Desde entonces, hemos organizado cosas como una charla sobre lectura fácil, una exposición con los libros que hemos comprado,… _Tenemos una balda con libros de lectura fácil en un sitio visible de la biblioteca pero nos falta algún rótulo o señalización para que gane en visibilidad. El primer club de lectura fácil con personas inmigrantes en Euskadi lo impulsamos desde aquí, con un grupo de la asociación Etorkinekin Bat:

La experiencia ha resultado positiva. “Para nosotras es ya una actividad más de animación a la lectura para ofrecer a nuestros usuarios, un recurso más con el que contamos. Seguiremos con los contactos con asociaciones del barrio para ofrecerles la posibilidad de participar en más clubs de LF que se desarrolle en la biblioteca”.

¿Crees que debería de extenderse a otras bibliotecas de la ciudad? Por supuesto.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote