“La Mar de Fácil” es la primera editorial especializada en la edición de libros de Lectura Fácil en nuestro país. Su responsable, Núria Casals nos habla de ello.

-¿Cómo nace La Mar de Fácil?

Se creó hace 5 años ante la necesidad de cubrir el vacío editorial de publicaciones de autores contemporáneos en formato lectura fácil. No nos basamos en ninguna otra referencia internacional. En los momentos de su creación, contó con la ayuda de la (ALF) Asociación Lectura Fácil para definir la tipología de libros que íbamos a editar. Al ser pocas las editoriales que publicamos libros LF, la Asociación cuida que cada una tenga un campo de publicación. La Mar de Fácil se especializó en la publicación de libros escritos por autores contemporáneos.

-¿Qué evolución ha tenido en estos años, en cuanto a ventas, temáticas y autores?

A lo largo de estos años hemos visto un incremento en las ventas, de una forma muy paulatina, tanto por parte de los distribuidores (que han ido conociendo el producto y han aprendido a trabajar con él) como por parte de centros educativos que nos compran directamente. Trabajamos temas diversos, la mayoría con un trasfondo social, que tanto pueden tener interés para el público adulto de los clubs de lectura como para los jóvenes en el aula. En cuestión de autores, nos hemos mantenido fieles al planteamiento original, el de trabajar con autores y autoras contemporáneos.

-¿Cuál es la mayor dificultad para una editorial de estas características?

Encontrar autores que sepan escribir directamente en lectura fácil, con temas interesantes y novedosos. A pesar de que todos los textos pasan por un editaje previo y por la Asociación para una última revisión y que nos otorguen el sello que acredita el libro como de lectura fácil, es importante que el autor entregue ya el texto adaptado y escrito pensando en el público al que irá dirigida su obra. La segunda mayor dificultad es la promoción de los libros y el darlos a conocer entre el público destinatario. Se invierten muchos esfuerzos en Facebook, mails, presentaciones, etc. para dar a conocer los libros.

A pesar de la gran necesidad que hay de este tipo de libros, tanto entre el colectivo escolar como la tercera edad, los que están aprendiendo nuestro idioma o tienen dificultades lectoras por otros trastornos, cuesta mucho dar a conocer los libros. Por lo tanto, las ventas son limitadas y los costes de publicar y mantener una editorial son altos.

-¿Qué papel ha jugado y debería jugar el apoyo institucional en el impulso a materiales LF?

En estos momentos, está en mínimos tanto a nivel nacional como autonómico. Hay subvenciones pero, salvo cuando hemos publicado libros adaptados de autores conocidos, nos han denegado ayudas, a pesar del indicativo expreso de ser un libro social. En nuestro caso, a nivel autonómico en los libros en catalán, sí hay una compra por parte de bibliotecas (en cantidades variables, pero que siempre se agradece), pero a nivel de subvención tampoco podemos acceder a ellas pues tienen unos requisitos mínimos que las pequeñas editorial difícilmente pueden cumplir. Por lo tanto, todas nuestras publicaciones corren a nuestro cargo.

editorial-lectura-facil-stand

-¿En qué medida ha afectado la crisis? (lectura digital, nuevas tecnologías, bajada de consumo…)

En lo que más nos ha afectado la crisis ha sido, seguramente, en la bajada de las ventas. Lo cierto es que La mar de fácil nació en plena crisis, por lo tanto, tampoco tenemos datos anteriores que nos permitan establecer una comparativa en las ventas. La lectura digital y las nuevas tecnologías creemos que, por el tipo de público al que nos dirigimos, de momento no nos afectan. De todos modos, algunos de los libros que publicamos están en e-book.

-¿Perspectivas de futuro?

Evidentemente, crecer; que nuestro público potencial nos vaya conociendo; que los autores contemporáneos de renombre nos permitan adaptar sus libros; que nuestras colecciones se vayan consolidando y que el sello La mar de fácil sea un referente dentro de la lectura fácil.

-¿Cómo animarías a autores, editores a sumarse al movimiento LF?

A los autores conocidos les diría que el hecho de adaptar sus libros a lectura fácil no significa quitarles valor; al contrario significa acercar su obra a personas que de otra manera no la conocerían ni la leerían nunca. Y a los autores noveles, que puede ser una buena manera de empezar en el mundo de la literatura y que los conocimientos que adquirirán, sobre todo la coherencia, para pensar y escribir sus textos les será muy útil para todos sus escritos. A los editores les diría que, a pesar de ser un proyecto a largo plazo, es una tipología de texto dirigida a un público agradecido y que está ansioso por tener más libros para leer.

-¿Cuál es la relación con Euskadi a nivel editorial?

¡Muy buena! Gaumin Argitaletxea empezó hace poco a editar lectura fácil y nos va perfecto para poder tener más textos que publicar. Ambos sellos colaboramos cediéndonos derechos para poder publicar en euskara, en castellano y en catalán. Todos salimos ganando porque nos repartimos el trabajo y ampliamos nuestro catálogo.

OTROS DATOS: La Mar de Fácil ha editado hasta el momento unos 20 títulos, en catalán y castellano. La mayor demanda viene de bibliotecas y centros educativos. Entre los títulos más vendidos están “L´aigua del Rif” (Montse Flores), “Trampa de foc” (Nùria Martí), “Cómo gestionar tu dinero”,… Próximas publicaciones: “Nahid, mi hermana afgana”; “Cuidar el bienestar físico y emocional”; “Tenir cura del meu benestar físic i emocional”; “El misterio del Camino de Santiago” (cesión de Gaumin); “La promesa” (novela ganadora del premio de narrativa en lectura fácil 2014); “Bailar un tango en Madrid”.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote