El proceso de validación con personas usuarias, fundamental a la hora de crear un material en lectura fácil. En Vitoria-Gasteiz, lo han hecho con la Guía de Comisiones de Actividades de los Centros Socioculturales de Mayores.

Cuando elaboramos una publicación en formato lectura fácil lo hacemos pensado en un colectivo determinado. Uno general, el de todas aquellas personas que puedan tener dificultades lectoras y/o de comprensión y uno más específico: el que realmente será el público destinatario, quien va a utilizar esa información o ese documento. Tan importante como la redacción o adaptación del texto por parte de profesionales de la lectura fácil lo es también el proceso de validación. El testeo que realiza un grupo de personas usuarias para asegurarnos que el documento (texto e imágenes) son legibles y comprensibles y que el material cumple por tanto su objetivo.

Uno de los últimos ejemplos que hemos podido vivir de cerca ha sido el de la elaboración de la Guía de Comisiones de los CSCM (Centros Socioculturales de Mayores) del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Recordemos, que este Ayuntamiento fue en 2013 el primero de los municipios vascos que se sumó al movimiento de impulso a la Lectura Fácil. La formación que desde LF Euskadi impartimos a los profesionales de estos centros (Sirimiri Servicios Socioculturales) sirvió como compromiso para empezar a trabajar con este recurso el de la LF, dirigido especialmente al colectivo de personas mayores.

Esta primera publicación del Ayuntamiento elaborado bajo los criterios de la Lectura Fácil es fruto de un trabajo completo y de calidad: realizada por el personal técnico de los CSMC, revisada por LF Euskadi y validada por un grupo de usuarios de los centros.

leioa-club-lectura2

Para llevarlo a cabo, se reunieron 8 mujeres mayores (Lidia, Milagros, Paqui, Mª Carmen, Esther, Tina, Juani, Merari…) junto con Ainhara, (monitora del taller de “Cultura general”) y las técnicas del Servicio de personas mayores: Valvanera Manzanedo, Alex Beltrán y de Lubiano y Raquel Villarreal.

 

Metodología y propuestas

La metodología empleada fue una primera introducción y pautaje a las personas usuarias sobre el significado de la Lectura Fácil y desarrollo de la sesión. Tras repartir una guía a cada participante y a la monitora se leyó el documento de manera individual y se pasó a comentar cada parte de la guía y a anotar las dificultades de comprensión encontradas, dudas o posibilidades de mejora.

En este proceso, como en la gran mayoría, suelen aparecer muchas mas cosas de las que los profesionales esperamos e incluso algunas totalmente inesperadas. En este caso, se puntualizó sobre la dificultad para interpretar algunas imágenes, mapas de localización, letra pequeña en logotipos, redacción que generaba dudas de comprensión, propuestas de sustitución de unas palabras por otras…

Las técnicas nos cuenta que todas las personas participaron “en un clima estupendo, opinando y realizando aportaciones sobre la comprensión y mejora de la Guía”. Ambas partes consideraron esta experiencia como muy positiva, interesante y de agradecimiento mutuo. “Por nuestra parte les hemos reconocido la buena disposición para participar en este proceso así como la contribución realizada al primer documento en LF de este Ayuntamiento”, nos comentan las promotoras de la iniciativa.

 

 

 

 

 

 

 

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote