“En el origen de nuestro proyecto hace 20 años ya estaba la sensibilidad en torno a la diversidad”. El equipo del Museo de las Encartaciones nace ya en 1995 con una persona con discapacidad en su plantilla. 

Hoy,  en este museo en el corazón del interior vizcaíno la Lectura Fácil tiene su espacio, lo cual les ha hecho ser referentes en accesibilidad cognitiva en este tipo de espacios culturales. Sus responsables aseguran sentir una gran satisfacción tanto en lo profesional como en lo personal; “saber que con estas acciones un mayor número de personas puede conocer, comprender y disfrutar de nuestro trabajo nos anima a seguir dando pasos para convertirnos en un museo 100% para tod@s”.

Javier Barrio, Director del Museo y Ainara Arranz, responsable de Acción Cultural contestan a nuestras preguntas.

¿Cómo y cuándo empezó esta apuesta?

La decisión de trabajar en la dirección hacia un museo accesible nació hace más de 6 años. Surgió de la sensibilidad de varios miembros del equipo hacia la diversidad, y por su interés de hacer partícipe de nuestras actividades a todo tipo de públicos. Comenzamos participando en jornadas y congresos en torno a los museos y la diversidad, experiencias de otros centros museísticos que nos fueron guiando y animando a apostar por una nueva manera de plantear nuestras acciones.

El siguiente paso fue la colaboración con entidades del mundo de la discapacidad, lo que nos proporcionó un gran aprendizaje e hizo que descubriéramos uno de los recursos del ámbito de la accesibilidad cognitiva: la lectura fácil.

¿Con qué objetivo?

Simplemente porque nos debemos a la sociedad, una sociedad diversa en la que toda persona tiene derecho a la cultura. Y somos los agentes culturales los que debemos crear entornos accesibles. Las dificultades o barreras dependen de las características del entorno. Por ello, como profesionales que pretendemos diseñar, llenar de contenido y gestionar en este caso el entorno museístico tenemos responsabilidad en la tarea de garantizar la igualdad de oportunidades de todas las personas a la hora de participar del museo.

ENKARTERRIKO MUSEOA / MUSEO DE LAS ENCARTACIONES

Fecha de creación: 1995

Objetivo: Centro impulsor del estudio, difusión y recuperación del patrimonio histórico, artístico y etnográfico de Las Encartaciones.

Cifras: 250.000 visitantes. Más de 60 exposiciones. Una veintena de publicaciones.

Adquisición y restauración de piezas y elementos patrimoniales (obras de arte, elementos etnográficos, documentación histórica…)

Actividades: Exposiciones, actividades didácticas, conferencias, itinerarios culturales, publicaciones, actividades culturales familiares, rutas de senderismo cultural.

¿Cuál fue la primera experiencia con la Lectura Fácil?

Todo surge del desarrollo de un proyecto histórico/artístico en colaboración con Gorabide, identificando y poniendo en valor las diferentes potencialidades del colectivo para, a través de adaptaciones de los contenidos museísticos, convertir al museo en un entorno amable y comprensible. Una de esas adaptaciones fue implantar la Lectura Fácil y contenidos en formato de audio a través de códigos QR en las exposiciones temporales. Nos convertimos en el primer equipo gestor de museo del País Vasco que implantó este recurso en un Museo.

museo-encartaciones-lf-web-democratizar-cultura

¿Qué supone esto para el museo las personas usuarias?

Es  un recurso sencillo de aplicar y beneficia a todas las personas. Se trata de facilitar el uso y disfrute del museo a cualquier colectivo, independientemente de sus potencialidades. Para nosotros ha supuesto un nuevo enfoque a la hora de abordar nuestro trabajo, buscando a partir de ahora la equiparación de oportunidades para todas las personas usuarias de nuestros productos culturales. Por ello, en el caso de la lectura fácil, facilita la comprensión y el acceso a la información a todo tipo de usuario, y todo ello resulta positivo y reconfortarte para el público (recibir la información de manera sencilla anima a seguir leyendo y aumenta el interés).

¿Existe alguna dificultad a la hora de  intervenciones a la hora de programar la exposición?.

El único contra es que se ha de tener en cuenta a la hora de diseñar la exposición es el espacio destinado a la LF, pero una vez interiorizado todo ha sido más sencillo. También se ha de tener en cuenta en la distribución de espacios, alturas, etc… el trabajo presenta mayores matices y condicionantes pero que se van resolviendo progresivamente. Nuestro objetivo es ir adaptando progresivamente el resto de contenidos, más allá de los textos de las exposiciones.

Apenas hay museos a nivel estatal que hayan apostado por este concepto, ¿a qué creéis que se debe?

 Por una parte, hay desconocimiento de los recursos y, en ocasiones, poca sensibilidad hacia la diversidad. También hay problemas en muchas instituciones culturales porque suelen ser entes pequeños, con pocos recursos, poco personal, etc… y, en ocasiones, abarcar más campos de actuación suele resultar complejo. Para empatizar con una realidad hay que conocerla, acercarse a ella, establecer vínculos con los diferentes colectivos (en este caso, muy amplio porque el 30% de la población tiene dificultades lectoras) y creer realmente en el derecho de todas las personas a la accesibilidad cultural.

 ¿Qué se puede hacer para hacer realmente efectiva la democratización de lo artístico, la cultura, etc…?

 Implicar a la sociedad, despertar su interés por la cultura, hacerla participe de las acciones culturales. Es cierto que lo primero es lograr información de calidad, investigar, desarrollar los temas de la manera más científica posible y que lo que se logre tenga la mayor calidad. Pero esto, muchas veces, queda limitado a unos pocos grupos si, automáticamente, no se hace el siguiente “esfuerzo”, el de la difusión.

La investigación, el conocimiento, la conservación… tienen un valor en sí mismo y tampoco tenemos por qué renunciar a ello. Por el contrario, hay que impulsarlo. No hay más que pensar en las numerosas campañas que se han hecho sobre innovación y desarrollo. Es evidente que desarrollar temas de manera muy profunda es fundamental, no se trata de banalizar la cultura. Pero para que su valor se multiplique, automáticamente hay que ponerlo al alcance de la sociedad. De esta manera democratizamos la cultura. Y esto lo podemos hacer de diversas formas y graduaciones, intentando ofrecer a cada colectivo lo que pide y necesita. Por eso iniciativas como la Lectura Fácil ayudan a ello.

(Imagen: Inauguración de la exposición “In Insula Maris: El mundo naval de Las Encartaciones: Portugalete y el valle de Somorrostro”. Diciembre 2014)

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote