Para muchas personas el acceso a versiones de lectura fácil de noticias y otros materiales informativos representa el único camino para ejercer su derecho democrático a estar informado. La audiencia de este tipo de publicaciones es probablemente más grande que la de los libros.

Recordemos los colectivos a los que va especialmente dirigida la LF, con dificultades de lectura o comprensión, y añadamos otros teniendo en cuenta los datos que arrojan algunos estudios, en diversos países que demuestran altos porcentajes de dificultades lectoras entre la población adulta.

En EEUU, por ejemplo, estudios sobre alfabetización en salud, aseguran que un 21% de la población no entiende las noticias del periódico. La OCDE sitúa en el 20% el analfabetismo funcional en muchos países desarrollados y cerca de 75 millones de adultos en el mundo carecen de las competencias básicas necesarias para funcionar plenamente en sociedad.

Los medios de comunicación son una herramienta de conocimiento y uso para es funcionamiento pleno de una persona en la sociedad en la que vive. Y sin embargo, son muchas las que encuentran difícil comprender las noticias habituales de los medios. Los artículos de periódico son frecuentemente demasiado largos, utilizan un lenguaje complejo y palabras especializadas, requieren un conocimiento de antecedentes, etc. Incluso las noticias de un informativo televisivo o de radio pasan a un ritmo demasiado rápido para muchas personas.

Periódicos y boletines de radio en LF

ejemplo-periódico-suecia

Los países nórdicos, cuna de la Lectura Fácil y pioneros en la edición y distribución de materiales LF, son también los únicos en poner en marcha experiencias con la Lectura Fácil aplicada a los medios de comunicación.

 

El caso más significativo es el de Suecia donde, desde 1960, existe una estrategia nacional para la edición y distribución de libros y artículos de periódico en lectura fácil y desde 1980, en el seno de las organizaciones. El Centrum för Lättläst de Estocolmo recibe financiación del Parlamento sueco. Publica unos 30 libros al año, más un periódico semanal de 14.000 ejemplares (datos de 2008) y más de 120.000 lectores. Existen periódicos on-line en LF para públicos como adultos inmigrantes www.sesam.nu y las administraciones ofrecen información en LF en sus webs www.riksdagen.se. Asimismo, la radio sueca ofrece pequeños informativos diarios cada tarde en LF (300.000 oyentes)

ejemplo-periodico-noruego

Noruega es un caso similar al sueco con la edición de periódicos y libros. En Dinamarca, destaca un periódico y el trabajo de la Administración en adoptar lenguajes sencillos en sus comunicaciones a la ciudadanía. Finlandia tiene también un centro específico de lectura fácil, periódicos y programas de radio. En el caso de Letonia, el desarrollo se hace a través de una organización no gubernamental, con financiación independiente privada para proyectos y trabajo voluntario. Cabe resaltar que estos países tienen un público objetivo con índices muy por debajo (entre el 6,7% y el 25%) de otros en Europa.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote