Una de las preguntas más frecuentes con las que nos encontramos en Euskadi al hablar de lectura fácil es: “…y hay materiales en LF en euskera?”.

Lo preguntan, por ejemplo, las madres y padres de niñas, niños y adolescentes con dificultades lectoras o trastornos del aprendizaje; también sus profesores y profesoras. Lógico, el euskera es la lengua en la que están escolarizados, en la que están sus libros de texto y hacen sus exámenes.

liburuak-euskara-ie

Lo preguntan personas inmigrantes y adultos que están aprendiendo euskera como nueva lengua. En un primer estadio de ese aprendizaje, su nivel no les permite leer libros en euskera. “Todavía no puedo leer las novelas de Bernardo Atxaga o clásicos de la literatura vasca”. Estas personas, cuando dominen la lengua, podrán hacerlo. Otras, con dificultades de lectura o de comprensión lectora permanentes no podrán hacerlo nunca: personas con discapacidad intelectual o gente mayor con senilidad, demencias, etc. Incluso lo preguntan personas mayores, que aún siendo euskaldun zaharras, su falta de dominio y capacidad lectora en esa lengua, hace que leer el euskera actual (libros o periódicos) se convierte en algo complejo.

Lo preguntan profesionales del mundo bibliotecario. Cuando conocen el concepto de la lectura fácil, lo quieren introducir en sus bibliotecas y se encuentran con un catálogo de títulos sólo en castellano. Sus estanterías se quedan cojas. Más cuando conocen que en Cataluña, el número de títulos editados en lectura fácil en catalán, superan el de castellano.

La respuesta a la pregunta siempre es: “No, por el momento no. No existen materiales en formato lectura fácil en euskera”.

Por eso, el objetivo de Lectura Fácil Euskadi-Irakurketa Erraza de difundir, implantar y desarrollar la LF en la comunidad autónoma vasca, lleva aparejada que sea una realidad, más pronto que tarde, pero en ambos idiomas. Las editoriales tienen un nuevo campo abierto y un público esperando. Un público que espera títulos y a autores que se apunten a la democracia lectora y a este nuevo estilo inclusivo. Un público que espera que las administraciones públicas impulsen proyectos, relacionados con la cultura, la edición y la información en euskera, también en este formato que acerca la lectura a un 30% de la población.

euskara-irakurketa-erraza

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote