“Hemos visto que el trabajo que realizábamos en sesiones individuales se triplicaba en tan solo una sesión grupal de lectura fácil”. Son palabras de una de las logopedas del Hospital Aita Menni en Bilbao.

Abrimos este espacio dedicado a experiencias y opiniones de profesionales que trabajan con personas con daño cerebral adquirido. Es la voz de terapeutas, logopedas, psicólogos, trabajadores sociales, técnicos de apoyo, animadores, etc… de asociaciones y entidades que trabajan con este colectivo, y que ya han puesto en práctica actividades en torno a la lectura, con materiales en lectura fácil.

Tanto Aita Menni como Aspace son entidades que en Euskadi ya cuentan con experiencias contrastadas a las que nos hemos referido en este blog.  En esta ocasión, nos lo cuentan con más detalle desde Aita Menni después de haber organizado el curso pasado su primer club LF, junto a Lectura Fácil Euskadi en la Biblioteca Foral en Bilbao.

Angela Fernández de Corres. Logopeda en la Unidad de Rehabilitación Ambulatoria del Hospital Aita Menni en Bilbao.

¿Cómo fue vuestro primer contacto con la Lectura Fácil?

Nos puso sobre la pista nuestra Community Manager, que conoció Lectura Fácil Euskadi a través de las redes sociales. Después de contactar, conocimos más en detalle las propuestas y posibilidades y firmamos un convenio de colaboración para formar parte de la red de impulso a la LF.

¿Cuál era hasta el momento el trabajo que haciaís relacionado con la lectura en vuestros centros?

Como logopedas, trabajábamos mucho la lectura pero siempre a través de textos adaptados por nosotros mismo, digamos de forma “manual”: modificando el tamaño de la letra, la fuente, incluso seleccionando textos de menor complejidad con léxico sencillo. En fases más avanzadas, recomendábamos lecturas de literatura juvenil o novelas sencillas y de corta longitud y poca complejidad.

¿Cómo valoráis la experiencia en general de haber participado en un proyecto LF?

Ha sido una experiencia muy positiva y enriquecedora. Nos ha ayudado y aportado mucho en nuestra práctica diaria; nos ha ayudado a seguir creyendo que la lectura es un vehículo importante de cara al aprendizaje, a la rehabilitación y sobretodo al ocio y tiempo libre de nuestros usuarios.

club-aitamenni-web

Angela (segunda por la derecha) en la última sesión del club LF en la Biblioteca Foral.

¿Qué creéis que les ha aportado a vuestras personas usuarias?, y a vosotros como profesionales,  ¿qué os ha llamado más la atención a vosotros como profesionales?

Nuestros usuarios han agradecido que se les pueda facilitar la lectura a través de este tipo de libros, les ha ayudado a encontrar un momento agradable para ellos, a sentir esa motivación por la lectura. El club de lectura ha sido una experiencia genial para ellos, se han divertido, han conocido a buenos compañeros de viaje y les ha hecho sentirse importantes.

A nosotros, como profesionales, lo que más nos ha impactado ha sido ver cómo el Club de Lectura les ha beneficiado. Hemos visto que el trabajo que realizábamos en sesiones individuales se triplicaba en tan solo una sesión grupal. El poder verles esforzarse delante del grupo para que todos comprendan lo que está leyendo, el mejorar la calidad articulatoria para no meter la pata, el estar atento a la línea que están leyendo porque “enseguida me toca a mí” y sobretodo, el admirar el clima que se genera en torno a las actividades.

¿Pensáis seguir trabajando a futuro en esta línea?

Por supuesto que sí. Tanto en formato individual como grupal nos parece necesario. Además, nuestros usuarios ya están reclamando poder repetir la experiencia en alguna biblioteca de Bilbao para sumergirse en una nueva lectura grupal.

Por nuestra parte, lo estamos deseando, porque la experiencia que vivimos con este grupo fue inolvidable. Angela asegura también haberse dado cuenta de “la importancia de hacer visible esta gran labor como es “adaptar” la lectura a un gran número de personas que lo necesitan sea cual sea su dificultad. Todavía queda mucha concienciación por delante y está en nuestras manos el seguir trabajándolo. La difusión en los medios es necesaria y sin duda, nuestro boca a boca”. Así está siendo, de manera que Aita Menni cuenta ya con otra nueva experiencia, esta vez en Donosti, en uno de sus Centros de Día.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote