El pasado 11 de diciembre tuvo lugar la jornada sobre innovación social y bienestar para las personas mayores, organizada por Eldersarea en colaboración con Gerokon, Grupo Senda, Yarr TV y Estudio Calderón en el Centro de Innovación BBVA de Madrid.

Lectura Fácil Euskadi se animó a participar en la mesa redonda, dado que las personas mayores son uno de los colectivos a los que puede beneficiar la LF, colectivo además que irá en aumento en el futuro y que supondrá un volumen muy grande de población. El incremento en la esperanza de vida supone que muchas personas vivirán más años y que las dificultades para acceder a la lectura les acompañarán durante más tiempo. El poder disfrutar de la literatura como ocio, o de la información como derecho, es posible a través de los materiales de Lectura Fácil. En ese sentido, y en el de adaptar el uso de las nuevas tecnologías para estas personas de una manera útil, sencilla y comprensible, giró la intervención de Blanca Mata, impulsora de la LF en Euskadi.

La jornada siguió una dinámica de preguntas formuladas por el moderador del acto, Aitor Pérez Arteche, Socio Director de Gerokon; a las que iban respondiendo los invitados desde el punto de vista de su profesión, lo que propició la generación de gran cantidad de interesantes ideas.

La crónica del evento en la web de Eldersarea nos lo resume así:

El evento comenzó con una reflexión sobre el cambio en el modelo de estado del bienestar y cómo podemos construir ese nuevo modelo. Los participantes coincidieron en la necesidad de innovar, no sólo desde el punto de vista tecnológico; hay mucho por hacer en el ámbito social también. En este sentido, la economista Patricia Salvo señaló la necesidad de apoyar el emprendimiento social, ya que cubre necesidades a las que el Estado no puede dar respuesta.

Respecto al papel que deben jugar los distintos agentes, Matilde Pelegrí (Directora General del Grupo Senda) apuntó que lo importante es que los mayores se sientan protagonistas, porque efectivamente lo son; y sobre esa base deben trabajar tanto las personas, como las administraciones y el mundo de la empresa. Todos los participantes asintieron, poniendo de manifiesto la importancia del empoderamiento de las personas mayores y los pacientes.

Seguidamente se formuló la pregunta del millón: ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros? Según Rosana Ashbaugh, del Hospital Universitario Príncipe de Asturias, la parte sanitaria de su trabajo es importante; pero “una enfermera también debe escuchar al paciente”. El resto de profesionales analizaron su propio trabajo, poniendo de manifiesto lo importante que es la participación de las personas mayores, la colaboración entre agentes, el uso de nuevas tecnologías y sobre todo ESCUCHAR.

Para finalizar se pidió a los presentes consejo a la hora de facilitar la implantación de las nuevas tecnologías. Las palabras más repetidas fueron “usabilidad” y “utilidad”, si bien salieron otros interesantes conceptos como la conectividad móvil, la seguridad o la fiabilidad. La experta en Lectura Fácil Blanca Mata resumió las aportaciones destacando la necesidad de abrirse al cambio y adoptar la cooperación como filosofía de trabajo.

 

Más imágenes de la jornada, pinchando aquí.

Y el evento completo, en el siguiente vídeo:

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote