Una de las principales barreras con las que se encuentran las personas inmigrantes al llegar a un nuevo país suele ser el desconocimiento del idioma. Su integración social depende en gran parte del acceso al conocimiento de nuevos usos, costumbres, cultura, información,… y ese acceso suele estar basado en la lectura de contenidos escritos.

Las personas inmigrantes forman parte de ese 30% de la población, que en sociedades desarrolladas como la nuestra, tienen dificultades lectoras y/o de comprensión. En este caso, su dificultad es transitoria, hasta que alcanzan el nivel suficiente en el nuevo idioma. Hablaríamos de extranjeros no hispanohablantes, aunque en el caso de éstos y de otros cuya lengua materna sí es el castellano pueden unirse otro tipo de problemas como un nivel de alfabetización bajo, escolarización deficiente u otras circunstancias personales y sociales que les hayan impedido un acceso normalizado a la lectura.

La Lectura Fácil supone una herramienta de apoyo, un recurso para mejorar la competencia lectora de las personas inmigrantes (niños y adultos) en varios aspectos: en el proceso de alfabetización y aprendizaje del idioma (complemento a las lecturas graduadas) y en su acceso a la información y a la participación en sociedad (el uso de la lectura fácil para poder realizar un trámite administrativo, leer un periódico, ayudar a los hijos con los deberes…).

La integración social se consigue de esta manera, pero también a través de la lectura como placer y ocio; en este caso, la literatura se convierte en una puerta al aprendizaje, a nuevas inquietudes culturales, al empoderamiento y mejora de la autoestima. La participación de personas inmigrantes en clubs de lectura fácil así lo demuestran.

LF Euskadi-Irakurketa Erraza está involucrada recientemente en llegar a asociaciones y entidades que trabajen con el colectivo inmigrante. Se trata de acercarles esta herramienta de estímulo a la lectura y mejora de la comunicación de y para con sus usuarios. La respuesta siempre resulta muy positiva. Y gracias a convenios de colaboración entre nuestra entidad y las suyas se están poniendo en marcha diferentes iniciativas, con el propósito de acercar la lectura a estas personas. Si hasta ahora los clubs de lectura fácil habían llegado a colectivos de personas mayores, con discapacidad intelectual o trastornos del aprendizaje, ahora es el turno de las personas inmigrantes.

En Euskadi, las primeras experiencias con estos grupos vendrán de la  mano de las sinergias creadas entre bibliotecas municipales y asociaciones (con la intermediación de Lectura Fácil Euskadi) que darán lugar en los próximos meses a tres clubs LF: en la biblioteca de San Francisco en Bilbao (con Etorkinekin Bat) y en la Mediateka BBK Alhóndiga Bilbao (con la Fundación Itaka Eskolapios e Izangai).

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote