Entrevista a Montse Flores Pallarés, profesora y escritora, cree además, que la LF “es un recurso para educar, reeducar y atrapar lectores”.

(Barcelona, 1968). Licenciada en Filología Catalana, ha trabajado en la enseñanza de adultos en el Consorci per a la Normalització Lingüística y desde 2006 es profesora de Secundaria en un instituto en Rubí. Autora de la novela en Lectura Fácil “El agua del Rif”. Ha dinamizado clubs de lectura en la cárcel La Modelo de Barcelona y en el Centre de Formació Oriol Tort del F.C. Barcelona. En Twitter: @Mont1968.

-Las autoras que escribís en formato LF venís del mundo de la educación. ¿Es casualidad?; ¿en tu caso, has visto la necesidad en las aulas?

El proceso de aprendizaje debe ser como confeccionar un vestido a medida. En clase contamos con tipologías muy diversas de alumnos. Hay que tener en cuenta que cada uno de ellos asimila y trabaja a un ritmo diferente. Eso me creó la necesidad de diseñar materiales para facilitar el aprendizaje y potenciar la inclusión. Los libros de texto y las lecturas obligatorias pueden convertirse en un elemento que dificulte el proceso de aprendizaje y el interés y el amor hacia la lectura. Por eso decidí escribir para mis alumnos. Siempre que escribo imagino quién lo va a leer. Pongo cara a mis lectores mientras creo historias.

La necesidad es una realidad. La política de recortes en educación nos ha llevado a clases masificadas, disminución de profesionales y recursos… en este contexto los materiales en lectura fácil son un recurso que permite atender a todos por igual y potenciar la autonomía personal. La lectura es una herramienta clave para la formación integral de la persona. Los materiales en lectura fácil me han ayudado a que el alumno sea protagonista del proceso individual de aprendizaje y, sobre todo, a que descubra que la lectura es un recurso global que nos ayuda a interpretar el mundo, aprender, reflexionar y comunicarnos no solo durante la etapa educativa si no al largo de toda la vida. Como docente, la lectura fácil me ha permitido diseñar estrategias basadas en la evidencia y en las competencias individuales de cada alumno. Además, la lectura fácil es un recurso para educar, reeducar y atrapar lectores.

– Desde la Asociación Lectura Fácil (ALF), consideran este tipo de materiales una enorme ayuda para el aprendizaje de idiomas. En vuestro caso, el catalán; en el nuestro, el euskara. ¿Cómo lo ves?

Los materiales en lectura fácil son una herramienta imprescindible para el aprendizaje de la lengua porque la claridad del lenguaje y las estructuras facilitan la comprensión lectora y potencian la competencia comunicativa. Leer es compartir, por tanto, leer es, también comunicarse. Para el aprendizaje de cualquier lengua siempre he potenciado recursos centrados en el uso y en la producción lingüística y desde un tratamiento cooperativo. Pienso que el trabajo cooperativo es una estrategia instruccional que contribuye a potenciar la educación inclusiva. Leyendo juntos aprendemos porque interactuamos con los demás, nos ayudamos con las aportaciones de todos y, en definitiva, aprendemos y perfeccionamos nuestra lengua o una lengua nueva. La lengua es una puerta abierta al conocimiento y a la lectura. Si leemos, tenemos más oportunidades.

– El día 30 de abril estuviste en Bilbao para la presentación de “Rif mendietako udra”. ¿Qué se siente al ver tu primera obra traducida al euskara?

Me siento feliz. Muy feliz. Siento que mis palabras vuelan, que son libres. También siento que es un momento de una gran responsabilidad porque mi libro es uno de los que empieza esta nueva aventura en euskara. Espero que Rif mendietako ura sea un buen compañero del proceso de lectura, que contribuya a crear la necesidad de leer, hacer ver, al lector, que leer no es un problema si no una herramienta, un recurso y un placer. Y, sobre todo, que la lectura de este libro le lleve a leer otros libros.Me siento muy agradacedida a todos los que han confiado en mi libro y en mi. Tener la oportunidad de leer en la lengua propia, en este caso el euskara, es un guiño a la identidad y a la tierra.

– ¿De qué trata la novela? ¿A quién va dirigida?

Rif mendietako ura es la historia de un adolescente, Ahmed, que no acaba de encontrar su espacio y se siente mejor en situaciones que le hacen vivir al límite. Todos hemos sido Ahmeds en algún momento de nuestra vida porque todos hemos sido adolescentes o inmigrantes. Todos hemos tenido la necesidad de luchar para encontrar nuestro espacio en un entorno inmediato: en clase, con los amigos, en el barrio, en el trabajo, en el mundo… La novela no va dirigida a un colectivo en concreto. La escribí pensando en mis alumnos pero con la intención que la pueda leer todo el mundo a quien le interesen temas de inmigración y superación personal.

rif-mendietako-ura

(Entrevistas realizadas por Gaumin Argitaletxea para la presentación de su colección de títulos LF en euskera)

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote