Clara Santos no quiso tardar mucho en poner en práctica un club de lectura fácil en euskera en San Gabriel Ikastetxea en Trápaga. Y desde finales del curso pasado, ya representan una nueva experiencia de aplicación de la LF (con dos grupos de alumnos de LH5) en un centro educativo. Parece que con éxito por el momento y con ganas de seguir este nuevo curso.

¿Cuándo y cómo fue vuestro primer contacto con la Lectura Fácil?

Fue el curso pasado (2016-2017), gracias a la formación ofertada en el Berritzegune de Ortuella de la mano del seminario de PT. En esta formación impartida por Lectura Fácil Euskadi me vino a la memoria mi propio proceso de afición a la lectura. Recuerdo que con 9 años y aunque me ponía a leer, me resultaba aburridísima la lectura. Se me cerraban los ojos sin querer y no era capaz de pasar de las dos primeras páginas. Me encontraba con gran cantidad de vocabulario que no comprendía, lo que me obligaba a mirar el diccionario continuamente y esto traía como consecuencia abandonar la lectura en los primeros párrafos. Abrir la tapa del libro y ver toda la hoja impresa, me llevaba a cerrar el libro antes de empezar a leerlo. Yo sabía que tenía que leer, así se lo recomendaron a mis padres desde la escuela. Pero no era capaz.

¿Qué os resultó de mayor interés del proyecto y por qué aplicarlo en el centro?

La falta de interés por la lectura de muchos de nuestros alumno y alumnas y la consecuencia que esto acarrea. Si no me interesa la lectura no leo y cierro la puerta a la diversidad, a contrastar mis ideas con las de otros, al conocimiento, a la aceptación de los demás, a ampliar las propias expectativas… es decir, a todo un inmenso mundo que nos rodea y nos enriquece.

panel-aula-web

Creo que la lectura fácil ayuda a los lectores iniciales a ver la lectura como algo divertido, les hace ver que el libro puede enganchar con sus propios intereses a través de diferentes actividades propuestas por el grupo o por la persona dinamizadora. Da pié a contrastar opiniones, diferentes visiones de las cosas y de los acontecimientos haciendo que te replantees y reestructures tus propias ideas.

¿Cuál era hasta el momento el trabajo que hacíais en relación a vuestro alumnado y la lectura?

Obligamos a los alumnos a leer a lo largo del curso y como tarea para casa, una serie de libros o cuentos que cumplen con los requisitos establecidos en el currículum educativo: edad, nivel de comprensión lectora, temas adaptados según edad y recomendaciones de las editoriales… Posteriormente, se les plantean una serie de actividades de comprensión y/o expresión: resúmenes escritos y resúmenes orales.

Este curso pasado hemos puesto en práctica el proyecto “irakurlagun”. Los resultado han sido variados ya que adaptar este proyecto a todas las edades y que todos los alumnos saquen provecho ha sido complicado.

club-ortuella-web

¿Cuánto tiempo lleva y en qué consiste vuestro proyecto en el centro de aplicación de la Lectura Fácil?

Nuestra experiencia ha comenzado este curso pasado, en el tercer trimestre. Han sido 7 sesiones de 1 hora en dos grupos de 8 y 9 alumnos respectivamente. Se ha planteado como un desdoble de LH5 con un doble objetivo: mientras un grupo ha trabajado el euskera oral a través de la lectura, el otro grupo ha trabajado la gramática y la sintáctica de la lengua con la tutora.

¿Cómo valoráis estas primeras experiencias por parte del profesorado y del alumnado?.

La valoración ha sido positiva ya que trabajar en pequeños grupos ha supuesto hacer un trabajo mucho más estructurado tanto por parte de la tutora como de la dinamizadora, ha facilitado la atención más individualizada hacia los alumnos, ha permitido mayor participación de los mismos, teniendo todos más tiempo para expresarse. Todos han comprendido el libro que hemos leido (“Amaia Udalekuetan”) y han participado en todas las actividades propuestas…

aula-club-web

Nosotras nos hemos dado cuenta de que se necesita más tiempo para que cada alumno pueda expresar sus opiniones, pero el horario escolar no nos ha permitido dedicar media hora más a cada sesión.

Ellos también han valorado positivamente el proyecto. Han disfrutado con las actividades que se les han propuesto y en ocasiones preguntaban qué es lo que íbamos a hacer ese día. En uno de los grupos hemos tenido algunos problemas para cumplir las normas escritas que habíamos establecido y esto ha jugado en contra a la hora de valorar la repetición de la experiencia.

 

FacebookTwitterLinkedInGoogle+PinterestEmailEvernote